Objetivo: 10.000 pasos

DSCN1785
Andar es sin duda la mejor manera de mantenerse activo, para cualquier edad, condición física y economía. Siempre me ha gustado andar, pero ha habido épocas que por falta de tiempo o energía, no lo he practicado tan asiduamente como me hubiera gustado.
Siempre que me planteaba andar media hora o una hora al día, al final acababa encontrando alguna excusa para no hacerlo. Había días en los que estaba muy cansada o tenía muchas cosas que hacer, o hacía mucho frío, o llovía, o echaba de menos poder correr y andar me parecía tan poca cosa, que sentía que no merecía la pena el esfuerzo.
Había oído hablar de los podómetros y de las pulseras para monitorizar tu actividad, pero siempre que pensaba en hacerme con uno de ellos, o probaba alguna aplicación de móvil que no me convencía o me quedaba atascada en los comentarios de Amazon sobre las distintas opciones disponibles.
Hasta que un día leí el libro de el Mago More “Superpoderes del éxito para gente normal” que me dio el empujón que me faltaba para ponerme en marcha. Este libro es 100% recomendable por mil motivos sobre los que me extenderé en otra ocasión, pero en este caso fue un revulsivo para mí. Aunque llegó a mis manos cuando yo ya había recorrido un largo camino, he sacado muchas cosas positivas de él y si lo lees seguro que tú también lo harás.
Voy al grano. El Mago More habla en su libro sobre lo mucho que le ayudó a ponerse en forma monitorizarse con una de estas pulseras, e ir planteándose objetivos asequibles, pero siempre con vistas a andar los 10.000 pasos diarios recomendados. Además, te da sus “trucos” para conseguir llegar a tu objetivo.
Os voy a contar las cosas que he puesto en práctica y mi experiencia monitorizando mis pasos, que ya os adelanto que es muy positiva.
1.- Andar es tan saludable o más que correr, porque no castigas tanto las articulaciones, por lo que he dejado de pensar que andar no es suficiente para ponerme en forma. 10.000 pasos son 7km, casi nada.
2.- Cualquier momento es bueno para andar, pasamos mucho más tiempo sentados del estrictamente necesario, por lo que ahora siempre que estoy al teléfono, ando por casa o salgo a dar una vuelta a la manzana. Cuando tengo una cita, trato de llegar 10-15 minutos antes y mientras estoy esperando a que llegue la hora, aprovecho para dar pasos. Siempre que puedo (si no llevo peso), subo las escaleras en lugar de coger el ascensor. Ahora cualquier tarea me parece buena si implica dar pasos.
3.- Si estás pensando en cambiar algunos hábitos, empezar con éste es un buen punto de partida, porque es algo muy asequible para cualquiera y te ayudará a desarrollar tu fuerza de voluntad y a reforzar tu autoestima, para poder plantearte empezar con otros cambios de hábitos que te resulten más costosos. A mi me ha ayudado entre otras cosas, a reducir al mínimo el gluten y los lácteos de mi dieta, lo cuál antes era impensable.
4.- Gracias a que monitorizas todos tus pasos, todo cuenta. Si ese día has estado dando muchas vueltas en casa cocinando, limpiando, etc. o en el super o de compras en un centro comercial, eso también cuenta. De esta manera, si después de un día ajetreado te planteas salir a andar un rato, no empezarás de cero, ya tendrás miles de pasos acumulados en tu contador e incluso habrá días que ni lo necesitarás.
5.- Para llegar a tu objetivo de pasos diarios, necesitas andar una hora y media aproximadamente y quizás con todo lo anterior no llegues ni al 50% de tu objetivo, por lo que puedes pensar  que no tienes tiempo o energía suficiente para andar los 30-45 minutos restantes. Cuando tengo días de esos, trato de plantearme paseos de 10 minutos varias veces al día. Es bueno hacer descansos de lo que sea que estemos haciendo, te ayuda a oxigenar el cerebro, por lo que estos pequeños paseos me ayudan a relajarme y a cumplir mi objetivo de pasos diarios.
6.- Monitorizarte te hace recordar que andar es una prioridad para ti. Quieres estar en forma y sentirte bien, por lo que empiezas a ponerlo por delante de otras cosas menos importantes o que pueden esperar a que tú des tus pasos.
7.- Vas a tu ritmo. Empieza con un objetivo asequible para ti. Yo empecé con 5.000 pasos diarios, subí a 6.000 y ahora voy por 7.000. Aunque hay días que ando más, lo que trato es que ese sea el mínimo diario. Mi objetivo es llegar a los 10.000 pasos, pero a mi ritmo.
8.- No falles ni un día, para construir el hábito es necesario. Proponte un objetivo asequible para que incluso en los días más complicados puedas cumplirlo. A medida que vayas desarrollando el hábito, ese objetivo irá en aumento.
9.- Las pulseras o las aplicaciones te van enviando mensajes de tus logros que te ayudan a mantener la motivación. Aunque parezca una tontería, funciona. Es como tener un entrenador personal, que no te deja despistarte.
10.- Mientras camino aprovecho el tiempo para hacer llamadas pendientes (siempre con auriculares) o escucho un audiolibro o un podcast. Así además tengo la sensación de estar aprovechando el tiempo.
Si te cuesta mantenerte activo/a por el ritmo de vida que llevas o por tu condición física, te aconsejo que pruebes alguno de estos dispositivos o aplicaciones para móviles. Sea cuál sea el objetivo que te propongas, lo más importante es que pondrás conciencia en ser menos sedentario/a.

 

 

 

 

Un comentario en “Objetivo: 10.000 pasos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s